Gangrena: causas

La gangrena puede ocurrir debido a una o ambas de las siguientes causas: 1

  • Falta de suministro de sangre (isquemia). La sangre provee oxígeno y nutrientes para alimentar a las células y los componentes del sistema inmunológico, como los anticuerpos, que evitan las infecciones. Sin un suministro apropiado de sangre, las células no pueden sobrevivir, y los tejidos se desintegran.
  • Infección. Si las bacterias crecen sin control durante mucho tiempo, la infección puede hacer que el tejido muera, causando gangrena.

Tipos de gangrena

  • Gangrena seca. La gangrena seca se caracteriza por piel seca y arrugada que varía de color marrón o azul-púrpura a negro. Por lo general, la gangrena seca se desarrolla lentamente. Ocurre más de forma más común en personas que tienen  enfermedades de los vasos sanguíneos, tales como aterosclerosis.
  • Gangrena húmeda. La gangrena se llama húmeda si hay una infección bacteriana en el tejido afectado. Las características comunes de la gangrena húmeda son hinchazón, ampollas y una apariencia húmeda. Se puede desarrollar después de una quemadura o lesión severa. A menudo ocurre en personas con diabetes que se lesionan el pie o un dedo del pie. La gangrena húmeda tiene que ser tratada de inmediato, ya que se propaga rápidamente y puede ser fatal.
  • Gangrena gaseosa. La gangrena gaseosa es una infección bacteriana que produce gas dentro de los tejidos. Por lo general afecta el tejido muscular profundo. Si tiene gangrena gaseosa, al principio la superficie de la piel puede parecer normal. Según avanza la enfermedad, la piel puede volverse pálida y luego evolucionar a un color gris o rojo púrpura. La piel afectada puede hacer un sonido crepitante cuando se presiona sobre ella, debido al gas en el tejido. Al igual que la gangrena húmeda, la gangrena gaseosa puede llegar a ser mortal.
  • Gangrena interna. La gangrena se denomina interna cuando afecta a uno o más órganos, frecuentemente los intestinos, la vesícula biliar o el apéndice. Este tipo de gangrena ocurre cuando el flujo de sangre a un órgano interno se bloquea. La gangrena interna a menudo causa fiebre y dolor intenso. Si no se trata, puede ser fatal.
  • Gangrena de Fournier. La gangrena de Fournier es un tipo poco común de gangrena que afecta a los órganos genitales. Afecta con mayor frecuencia a los hombres, pero las mujeres también pueden desarrollar este tipo de gangrena. La gangrena de Fournier se presenta generalmente debido a una infección en el área genital o del tracto urinario y provoca dolor genital, dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • Gangrena de Meleney o úlcera de Meleney. Este raro tipo de gangrena ocurre generalmente después de una operación, con lesiones cutáneas dolorosas que se desarrollan progresivamente una o dos semanas después de la cirugía.

Recursos externos

  • Isquemia.org – Portal con información sobre la isquemia, la falta de suministro de sangre

Referencias

  1. “Gangrene – Causes”. NHS Health A–Z. National Health Service (England). Consultado el 9 de Marzo de 2015.