Fascitis necrotizante

La fascitis necrotizante es una infección bacteriana muy grave de las capas más profundas de la piel y los tejidos subcutáneos.

© Smuszkiewicz P, Trojanowska I, Tomczak H. (2008). "Late diagnosed necrotizing fasciitis as a cause of multiorgan dysfunction syndrome: A case report". Cases Journal 1:125. doi:10.1186/1757-1626-1-125. PMID 18721475.Persona con fascitis necrotizante. La pierna izquierda muestra enrojecimiento y necrosis

Las bacterias se multiplican y liberan toxinas y enzimas que resultan en la trombosis (formación de coágulos) en los vasos sanguíneos. El resultado es la destrucción de los tejidos blandos y la fascia (una funda de tejido que recubre el músculo). Cuando esto ocurre en los genitales, se llama gangrena de Fournier.

Síntomas

Los síntomas de la fascitis necrotizante en general ocurren durante las primeras 24 horas de la infección. Pueden parecer poco importantes, y a menudo incluyen:

  • Dolor en el área, que puede parecer excesivo dado el aspecto externo de la piel.
  • Piel enrojecida, inflamada y caliente al tacto alrededor de la herida
  • Fiebre, náuseas, diarrea, mareos, debilidad y malestar general

Al cabo de 3 o 4 días después de la infección, puede ocurrir:

  • Hinchazón, posiblemente acompañada de una erupción de color púrpura.
  • Marcas grandes, de color violeta, que se transforman en ampollas llenas de líquido oscuro y maloliente
  • Decoloración, descamación y muerte del tejido (gangrena)
  • Dolor severo

Al cabo de 4 o 5 días, el paciente está muy enfermo, con la presión arterial peligrosamente baja. La infección se ha extendido a la sangre y el cuerpo entra en shock tóxico. El paciente puede llegar a estar totalmente inconsciente.

Cuándo consultar a un médico

Es posible que necesite atención médica de inmediato si tiene un dolor que mejora en 24 a 36 horas y de repente se pone peor. Vaya a su médico o la sala de emergencias de inmediato si cree que hay alguna posibilidad que pueda tener fascitis necrotizante. El diagnóstico y tratamiento oportuno es esencial para reducir el riesgo de muerte.

Causas

La fascitis necrotizante es causada por varios tipos de bacterias. Según el tipo de bacterias, se distinguen tres tipos principales:

  • Tipo I (polimicrobiana, debido a una serie de diferentes organismos). Las bacterias que causan tipo 1 fascitis necrotizante incluyen Staphylococcus aureus, Haemophilus, Vibrio y varias otras cepas aeróbicas y anaeróbicas.
  • Tipo II (monomicrobial, debido a un solo organismo infeccioso). La mayoría de los casos son debidos a estreptococo del grupo A y especies de estafilococos. Se conoce comúnmente como “bacteria carnívora”.
  • Tipo III (gangrena gaseosa). Es causada por Clostridium perfringens, por lo general, consecuencia de una lesión significativa o la cirugía. Los resultados en gas debajo de la piel: esto hace un sonido crepitante llamado crepitación.

Cómo se produce la infección

La fascitis necrotizante puede ocurrir cuando las bacterias entran en una herida, como la de una picadura de insecto, una quemadura o un corte. También pueden entrar en el cuerpo a través de:

  • Heridas que están en contacto con el agua de mar, peces de agua salada crudos o ostras crudas, incluyendo lesiones por manipulación de animales marinos como cangrejos.
  • Después de la cirugía intestinal
  • Lesiones de bala en los intestinos.
  • Una distensión muscular o hematoma, incluso si no hay una ruptura en la piel.

La bacteria que causa la fascitis necrotizante pueden transmitirse de una persona a otra mediante el contacto cercano, como tocar la herida de la persona infectada. Pero esto rara vez sucede a menos que la persona que está expuesta a la bacteria tenga una herida abierta, la varicela, o un sistema inmunitario debilitado.

Factores de riesgo

La fascitis necrotizante puede ocurrir en cualquier persona. Puede ocurrir si:

  • Tiene una abertura en la piel que permite que las bacterias entren en el cuerpo. Puede ser muy pequeña, como un pequeño corte o pinchazo, o una herida grande debido a un trauma o cirugía.
  • Tiene contacto directo con una persona infectada.
  • En los niños, el tipo II de fascitis necrotizante puede ser una complicación de la varicela.

Los que están en mayor riesgo de la fascitis necrotizante incluyen los diabéticos, las personas inmunodeprimidas, las personas obesas, los drogadictos y las personas con una enfermedad crónica grave. El riesgo es mayor en los que toman aspirina o fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Complicaciones

La fascitis necrotizante es muy poco frecuente pero grave. Alrededor de 1 de cada 4 personas que contraen esta infección mueren a causa de ella y las complicaciones como la insuficiencia renal y la septicemia. Muchas personas que contraen la fascitis necrotizante se encuentran en buen estado de salud antes de la infección.

Diagnóstico

La fascitis necrotizante progresa muy rápidamente, por lo que el diagnóstico temprano es crucial. Se le realizarán las siguientes pruebas:

  • Cultivo de tejido. Los análisis de laboratorio de las muestras de fluidos y tejidos se realizan para identificar las bacterias específicas que están causando la infección. El tratamiento, sin embargo, comienza antes de que se identifiquen las bacterias.
  • Pruebas de imagen. Puede necesitar radiografías, una tomografía computarizada o una resonancia magnética para buscar lesiones en los órganos o para saber lo mucho que la infección se ha diseminado.

Las personas que han tenido contacto cercano con alguien con fascitis necrotizante se deben evaluar si presentan síntomas de una infección. El médico puede darles un antibiótico para ayudar a reducir las probabilidades de contraer una infección.

Tratamiento

© Smuszkiewicz P, Trojanowska I, Tomczak H.El tejido necrótico de la pierna izquierda está siendo desbridado quirúrgicamente

El tratamiento temprano de la fascitis necrotizante es crítico. Cuanto antes comience el tratamiento, más probabilidades tendrá de recuperarse de la infección y evitar complicaciones graves, como la amputación de las extremidades o la muerte. El tratamiento puede ser realizado en una unidad de cuidados intensivos (UCI) en el hospital e incluye:

  • Antibióticos por vía intravenosa. Estos matan a las bacterias que causan la infección. Por desgracia, el deterioro de los tejidos hace que los antibióticos podrían no sean capaces de llegar a todas las áreas infectadas.
  • Cirugía. Se elimina el tejido infectado (desbridamiento quirúrgico) para evitar la propagación de la infección. Casi siempre se requiere cirugía, y la mayoría de las personas necesitan varias cirugías para controlar la infección. Si hay pérdida de tejido significativa, será necesario un injerto de piel más tarde y en algunos pacientes se requiere la amputación de miembros para detener la propagación de la infección.
  • Terapia con oxígeno hiperbárico. Puede ayudar a evitar la muerte de tejido y favorecer la cicatrización. 1

También se realizarán procedimientos para el tratamiento de complicaciones como shock, problemas respiratorios e insuficiencia de órganos.

Prevención

La fascitis necrotizante es muy rara. Las bacterias que causan la enfermedad por lo general no causan infección a menos que entren en el cuerpo a través de un corte u otra herida en la piel. Para ayudar a prevenir cualquier tipo de infección, lávese las manos con frecuencia. Mantenga siempre limpios los cortes, raspaduras, quemaduras, llagas y picaduras.

¿Qué pasa si usted ha estado cerca de alguien que tiene la enfermedad?

Si observa cualquier síntoma como dolor, hinchazón, enrojecimiento o fiebre después de haber estado en contacto cercano con alguien que tiene fascitis necrotizante, consulte a su médico de inmediato.

Referencias

  1. Escobar SJ, Slade JB, Hunt TK, Cianci P (Noviembre-Diciembre de 2005). “Adjuvant hyperbaric oxygen therapy (HBO2) for treatment of necrotizing fasciitis reduces mortality and amputation rate”. Undersea Hyperb Med 32 (6): 437–43. PMID 16509286.