Pioderma gangrenoso

El pioderma gangrenoso es una enfermedad poco frecuente que provoca grandes y dolorosas llagas (úlceras) que se desarrollan en la piel, frecuentemente en las piernas.

© MonopolImagen de un pioderma gangrenoso

Síntomas

El pioderma gangrenoso comienza como una pequeña protuberancia que se forma lentamente. Una persona con el trastorno puede notar una zona roja hinchada en la piel que tiene una apariencia similar a un grano o picadura de insecto.

A medida que la enfermedad progresa, el área de la piel afectada generalmente se convierte en una gran herida abierta. Las áreas cercanas a las heridas suelen ser dolorosas, pero el dolor también puede extenderse a los huesos o las articulaciones.

Las úlceras generalmente ocurren en las piernas, pero puede desarrollarse en cualquier parte de su cuerpo.

Cuándo consultar a un médico

Hable con su médico si desarrolla ampollas inexplicable en su piel o un sarpullido con picazón.

Causas

Esta condición no tiene una causa específica, pero posiblemente puede ser resultado de un trastorno autoinmune. Cuando una persona tiene un trastorno autoinmune, el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo. Tiende a ocurrir con más frecuencia en personas con condiciones que causan la inflamación de las articulaciones u órganos internos, tales como:

  • Colitis ulcerosa. Esta enfermedad causa inflamación crónica del intestino grueso.
  • Enfermedad de Crohn. Causa inflamación crónica que puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo de su tracto digestivo.
  • Artritis reumatoide. Las delgadas membranas que rodean las articulaciones se irritan e inflaman.

Complicaciones

Si el pioderma gangrenoso no se trata adecuadamente, puede tener efectos graves para la salud. Las heridas pueden infectarse, causando dolor e hinchazón, y conducir a heridas más profundas. Las úlceras a menudo dejan cicatrices.

Diagnóstico

El diagnóstico del pioderma gangrenoso se basa principalmente en los hallazgos clínicos. En muchos casos una biopsia puede ayudar a excluir otras condiciones tales como tumores malignos, infecciones, o vasculitis cutánea. Los hisopos deben tomarse de la úlcera.

Tratamiento

Las lesiones en la piel pueden tardar semanas o meses en sanar dependiendo de su tamaño y profundidad. Es importante seguir las instrucciones de su médico porque muchos de los medicamentos orales prescritos suprimen el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de infecciones.

Medicamentos

Las altas dosis de corticosteroides, como la prednisona, junto con otros fármacos diseñados para inhibir el sistema inmunitario son la base del tratamiento. 1

Un médico normalmente le indicará al paciente como cubrir las ampollas con una gasa o recomendará que se queden recubiertas con ungüento antibacteriano.

Cirugía

Para casos más graves, un cirujano puede extirpar un trozo de piel de otra zona del cuerpo y coserla sobre las heridas abiertas. Someterse a una cirugía puede ayudar a tratar el pioderma gangrenoso y evitar que vuelvan a aparecer.

Referencias

  1. Brooklyn T, Dunnill G, Probert C (Julio de 2006). “Diagnosis and treatment of pyoderma gangrenosum”. BMJ. 333 (7560): 181–184. doi:10.1136/bmj.333.7560.181. PMC 1513476.